lunes, 29 de marzo de 2010

INGENIERA DE MÁQUINAS

Estaba acolchando la segunda colcha de los mellizos, empezando, y de repente va y se j....todo. Menudo susto! la aguja no subía ni bajaba, no estaba doblada, no estaba rota....nada.... ¿qué pasa? por Dios! la voy a perder!. Rápido, a internet! Mierda, no hay nada! Bueno, pues a ver que hago, miro por arriba, por abajo y por detrás, ¡anda un tornillo! pues fuera tapa....




vuelvo a mirar en internet y solo encuentro vídeos de mantenimiento de las máquinas de coser....anda! si yo nunca he hecho eso!!!! pues ya que he abierto todo la limpio. 

No había pensado nunca que se acumularía tanto polvillo de los hilos ahí dentro. Bueno, después de limpiar lo vuelvo a montar todo y pruebo a subir y bajar la aguja con la rueda, de manera manual y todavía se quedaba enganchada pero poco a poco fue cogiendo juego, moviendo un poquito la máquina (¿? sí, inclinándola) finalmente volvió todo a su sitio, la encendí e iba como la seda. ¿Qué hice? No lo sé. ¿Qué pasaba? Tampoco lo sé. Esta noche una amiga me dijo si el canillero estaba en su sitio que a veces se mueven, y sí que lo estaba por lo tanto no fué eso. Pues no se, en todo caso, ya funciona y no se ha tenido que ir a ningún taller. ¿Hasta cuándo?.



De fondo podeis ver la colcha terminada a falta del biés, y en primer plano el guante que me he comprado (bueno dos jejeje) para acolchar. Es de los chinos (0,70€), es un guante muy fino, con lo que se siente bien la tela y tampoco resbala. Buen apaño en tiempos de crisis, para mí va perfecto. 
Un saludo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...