sábado, 5 de abril de 2014

SACANDO PATRON DE UNA CAMISETA.

Pues sí chicas, resulta que tengo una camiseta desde hace mil años, comprada en Mango y que me he puesto otras mil veces.
Tiene un corte y unos detalles que me encantan y que sientan super bien, peeeerooo todo tiene un final y a esta camiseta ya le llegó.

La tela ya ha aguantado demasiados lavados (aunque es ahora que estaba más suavecita que nunca) y los botones de los pantalones y las hebillas de los cinturones también hicieron su mella en ella: 


Me resistía a quedarme sin ella así que decidí descoserla enterita....

 En esta foto todavía faltaba descoser los canesús, que son las piezas redondas que veis más abajo, el cuello, que está pegadito a una de esas piezas, y los puños.


Esta foto os la he sacado para que veáis el detalle de unos fruncidos que lleva a cada lateral la pieza del cuello, quedan fenomenal. Yo los he hecho cosiendo una goma finita por dentro algo más corta que la tela y estirando de ella al hacer la costura. En la camiseta original tenía una especie de gomita de silicona transparente que hacía la misma función.
Una vez copiadas las piezas a papel, las pasé a la tela. Aquí abajo tenéis: el molde del cuello del que se sacan dos piezas, el de los puños (2 también), canesú delantero y trasero (2 piezas), el delantero y la espalda (una de cada) y las mangas (2). 



Aquí una foto malísima hecha con nocturnidad una vez cosidos los hombros para ver que tal sentaba. Al no estar cosidos los laterales se ve holgada pero queda ajustada (y para mi gusto demasiado, ya que la original no me quedaba tan apretada, algo ha fallado en la copia de las piezas, debí estirarlas mejor).


Y lo que veis más abajo es el resultado final, la verdad es que a Bernarda le queda genial, tanto que creo que yo he debido engordar desde la última vez que le puse mis medidas, o igual no, pero es que a la tía no le salen las lorzas....ventaja que tiene de estar tan fibrada....



Creo que podéis apreciar los detalles del fruncido lateral del cuello. Además tiene unos puños bastante anchos que me encantan. 
Conclusión: la camiseta me sigue gustando, la tela escogida también, el color es junto al verde otro de mis preferidos....peeeeroooo no os la puedo enseñar puesta porque.....
NO ME CABE LA CABEZA!!!!!!! 
JAJAJAJAJA, cómo os lo cuento....el cuerpo bien (ya lo habéis visto en las fotos) pero el cuello no me entra por el cabolo...sí, yo gasto una cabeza importante pero la otra camiseta pasaba perfectamente por donde tenía que pasar así que lo único que puede ser es el tipo de costura que le hice en la unión de cuello-canesú: un zigzag muy parecido a las puntadas de la remalladora pero que creo que no he escogido bien. Desharé el cuello y buscaré otro tipo de puntada que le de más elasticidad. 
Me da mucha pereza porque en esa unión hay muchas capas para coser: los canesús son dobles los dos, y el cuello tb, de tal manera que cuando se dobla sobre sí mismo para unir las costuras con las del canesú me junto con 6 capas ( sí, habéis oído bien: dos del canesú y cuatro del cuello). 


Este es uno de mis grandes fracasos pero como yo soy de las que creo que de los errores se aprende (sobre todo a descoser, faceta en la que soy toda una experta) os lo enseño y así si le sirve a alguna para fijarse en esos detalles en los que yo fallo antes de ponerse a coser una pieza, pues habrá servido para algo. 
Próximamente os enseñaré un vestido que cosí y llevé puesto en un evento y que desgraciadamente también le queda mejor a la puñetera Bernarda que a mí. Además de haber tenido otro grande fracaso en la copia de los patrones (las prisas son malas).
Pero mientras....voy a ponerme a descoser a ver si le gano la batalla a este cuello y también os puedo enseñar esta prenda puesta sobre lorza humana, que la Bernarda tendrá tipazo, pero yo soy mucho más simpática!

Un beso a todas.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...